La Iglesia Adventista del Séptimo Día ha emitido una declaración oficial sobre las vacunas, en la que se alienta a una inmunización responsable y en el que dice que no hay ninguna razón basada en la fe para disuadir a los creyentes de participar en los programas de inmunización.

La declaración completa se titula “Immunization” y dice:

“La Iglesia Adventista del Séptimo Día pone un gran énfasis en la salud y el bienestar. El énfasis adventista en la salud se basa en la revelación bíblica, los escritos inspirados de E.G. White (co-fundadora de la iglesia) y en la literatura científica revisada por expertos. Nosotros fomentamos una inmunización/vacunación responsable y no tenemos razones religiosas o basadas en la fe para no animar a nuestros seguidores a participar de una manera responsable en los programas de inmunización preventiva y protectora. Valoramos la salud y seguridad de la población, que incluye el mantenimiento de una inmunidad de grupo.”

“No somos la conciencia de los miembros de iglesia individuales y reconocemos las elecciones individuales. Estas son ejercidas por el individuo. La elección de inmunizarse o no debería verse como un dogma o como una doctrina de la Iglesia Adventista del Séptimo Día.”